Presentación Galería Contacto Especial Santa Margarita

Especial Homenaje a Santa Margarita de Antioquia

Homenaje a Santa Margarita de Antioquia

La imagen de la muchacha cristiana y mártir del siglo IV d.C., Margarita de Antioquia, es venerada en la comunidad de El Salobre, en el Sur de Gran Canaria.
Es en este barrio de El Salobre donde se celebran, del 12 al 18 de octubre de cada año, las fiestas en honor de la Santa milagrosa, protectora de las embarazadas y ahuyentadora de males.
La imagen de la Santa, fabricada en Madrid para el barrio de El Salobre en el año 2004, es la primera imagen de Santa Margarita que existe en las islas Canarias, y fue bendecida ese mismo año por el vicario de Las Palmas, D. Juan Artiles, en la iglesia de El Tablero antes de ser trasladada a la capilla de El Salobre, donde recibe desde entonces la visita de los muchos fieles que acuden a venerarla.
Cada cuatro años, recordando su llegada a la isla, la imagen es llevada hasta la iglesia de el Tablero, donde, conmemorado el momento de su bendición, es llevada en procesión de nuevo hasta El Salobre.

Santa Margarita. El Salobre.

Extracto del texto de salutación del P. Juan Artiles a los vecinos de El Salobre con motivo de la festividad en Honor a Sta Margarita, en Octubre de 2009:

Imagen de Santa Margarita

"[...] Originaria de Pisidia, hija de un tal Efesio, sacerdote pagano. De pequeña quedó huérfana de madre y fue confiada a una mujer cristiana que vivía en las cercanías. Esta mujer la educó en la fe de Cristo y procuró que recibiera el bautismo.
Cuando llegó a los quince años, la joven Margarita quedó cautivada por la valentía de los cristianos frente a la crueldad de las persecuciones. En su oración personal pedía a Cristo ser también digna de formar parte del grupo glorioso de los mártires.
Un día, con algunas compañeras, apacentaba el rebaño de su cuidadora cuando pasó por allí Olibrio, Gobernador de la provincia, que se dirigía a Antioquia. Aquel hombre se sorprendió de la belleza de Margarita y sintió por ella una atracción impetuosa que lo llevó a decidir tomarla inmediatamente por esposa.
Olibrio hizo que le acercasen a la muchacha, pero Margarita, sin permitir ninguna ambigüedad, se declaró inmediatamente cristiana, y convencida de la propia fe. De las promesas insistentes, el gobernador pasó a las amenazas, y ni de una forma ni de otra consiguió vencer su resistencia.
 

Olibrio la sometió a una primera serie de tormentos antes de encerrarla en la cárcel donde continuarían los tormentos. Es colgada sobre las llamas de antorchas encendidas, después es tirada a una tina de agua hirviendo, sin que, por otra parte, recibiera algún mal.
(...) Finalmente fue condenada a la decapitación consiguiendo definitivamente la gloriosa corona del martirio."

Santa Margarita. El Salobre.

.............................................................................................................................................................................
Presentación Galería Contacto Especial Santa Margarita